EEUU; Aprobada ley de ayuda por el coronavirus (3 billones)

16.05.2020

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado este viernes un proyecto de ley de ayudas para enfrentarse a la pandemia del coronavirus dotado con tres billones de dólares, el mayor en el país hasta la fecha.

La votación del paquete, que no ha sido fruto de negociaciones bipartidistas, se ha saldado con 208 votos a favor y 199 en contra, con 14 demócratas votando en contra junto a los republicanos y un congresista republicano cruzando a líneas demócratas, según ha trasladado la cadena de televisión CNN.

Los demócratas han argumentado durante la sesión que el paquete, que asigna fondos a los gobiernos de los estados y los locales, más pruebas de coronavirus y una nueva ronda de pagos directos a los ciudadanos estadounidenses, era necesario"con urgencia" por el contexto derivado de la pandemia de la COVID-19.

Los republicanos, por su parte, han argüido que es "demasiado pronto" para avanzar con otra respuesta legislativa de gran alcance sin esperar para ver el rendimiento de los billones de dólares que ya se han destinado a esta causa.

VOTO EN REMOTO

Por otro lado, la Cámara de Representantes ha aprobado también este viernes votar de manera remota durante la pandemia del coronavirus, lo que significa que la cámara podrá operar de forma no presencial por primera vez en sus más de 200 años de historia.

En concreto, la resolución ha sido aprobada por 217 votos a favor y 189 en contra, los de los republicanos, que son minoría en la Cámara de Representantes.

Así, los legisladores que no quieran o no puedan acudir al Capitolio no tendrán que hacerlo y darían a un colega instrucciones específicas sobre lo que votarían en una medida. El apoderado debe, entonces, votar en consecuencia. Un legislador sólo podrá actuar como apoderado para un máximo de diez de sus compañeros, según ha informado el mismo medio.

La resolución estará vigente durante 45 días. No obstante, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Nancy Pelosi, puede extender la disposición si la pandemia aún está desatada o si hay un rebrote de casos.