La Dexametasona, el medicamento barato y de fácil acceso que reduce la mortalidad en pacientes con coronavirus

17.06.2020

El estudio RECOVERY, uno de los mayores ensayos clínicos del mundo, muestra resultados optimistas en el empleo de la Dexametasona para reducir la mortalidad de la COVID-19.
Investigadores de la Universidad de Oxford aseguran haber encontrado el, por ahora, primer tratamiento capaz de evitar muertes por coronavirus: la dexametasona. Los responsables del ensayo clínico Recovery, realizado entre más de 11.000 pacientes en 175 hospitales del Reino Unido, han informado de que este fármaco reduce la mortalidad entre los pacientes muy graves que necesitan respiración asistida y también entre aquellos que necesitan oxígeno -no se han demostrado mejorías en pacientes con cuadros leves-. La dexametasona es un medicamento conocido, barato y de fácil acceso y, según los resultados del ensayo, reduce un tercio la mortalidad en los pacientes que necesitan respiración asistida y un quinto entre los que precisan oxígeno.

"Este es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad y la reduce de manera significativa. Es un gran avance", afirmó el investigador principal del estudio, Peter Horby.
 
Además, debido a su bajo coste, consideran que podría ser muy beneficioso en los países pobres que afrontan grandes números de enfermos de COVID-19. "Hay un claro beneficio.

El tratamiento consta de diez días de Dexametasona y cuesta unas 5 libras (5,5 euros/6,2 dólares) por paciente. Así que esencialmente cuesta 35 libras (38 euros/43 dólares) salvar una vida. Es un fármaco que está disponible en todo el globo", remarcó Landray.

Hidroxicloroquina y remdesivir

El ensayo lleva funcionando desde el pasado marzo y en esas pruebas se ha incluido también el producto empleado para tratar la Malaria, la hidroxicloroquina, que ahora ha sido desechado ante el temor de que incremente el número de muertes y de problemas coronarios.

Otro denominado remdesivir, un tratamiento antiviral que parece acortar el periodo de recuperación en pacientes con COVID-19, ya está disponible en el servicio público de salud de este país.